A un mes de la cuarentena por el Coronavirus, ¿cómo la viven los salteños?


El mundo se vio seriamente afectado por el avance del COVID19 y entre todo este universo de personas estamos cada uno de nosotros atravesando por este parate obligatorio en nuestra rutina. Pero a un mes, ¿qué sentimos? conocé algunos testimonios de gente como vos.

Quizás muchos salteños no tomamos conciencia aquel 20 de marzo de lo que se venía ante el anuncio de la cuarentena social, preventiva y obligatoria que en un principio era tan solo por dos semanas. Sin embargo, con el correr de los días nuestras vidas empezaron a cambiar, en algunos casos drásticamente.  InformateSalta dialogó con distintas generaciones de salteños y con distintas ocupaciones para conocer lo que piensan, sienten y esperan. 

centro ciudad cerrado cuarentena

Viviana es una abuela dedicada a sus nietos y en esta cuarentena lo más duro es dejar de verlos. Hoy, cumple la cuarentena junto a su marido.

«Como todo el mundo hastiados del encierro y de no ver sobre todo a mis nietos, estaba la mayoría del tiempo con ellos, me cuesta un montón, los extraño demasiado, a veces no quiero pensar porque me pongo triste, con respecto a lo demás sigue siendo normal porque no tenía mucha vida social. Lo único salir al super pero no soy de salir. Mi vida en casa sigue siendo normal hago lo mismo y más para no pensar, hago cosas como pintar cuadros, escribir, no soy amante de la televisión, veo noticias una vez al día». 

Lo positivo que saca Viviana es que aprendió a valorar el tiempo, «Siempre estamos acelerado, todos queremos hacer rápido, ya. «Estamos solos con Felix pero charlamos más, nos contamos cosas de nuestra infancia de nuestra adolescencia. Sirve para eso, todo esto de la cuarentena, para estar más unidos en ese sentido. Valorar más las cosas , las cosas simple, como por ejemplo que mi paraíso tiro una flor». 

Soledad es una joven empleada de un supermercado y ella se siente orgullosa de poder brindar un servicio en un momento tan significativo para la sociedad. 

«Puedo agradecer que hemos podido trabajar a pesar de todos los miedos que conlleva el contacto con la gente. Si me siento perjudicada en cuanto a todos los controles. De tener una rutina para venir a trabajar de 15 minutos que se conviertan en 40, 50 minutos. Me siento satisfecha de poder brindarle a la comunidad, de primera necesidad, si me preocupa el hecho de que hay mucha gente que no toma conciencia». 

Recalcó que en su tarea administrativa le permite recorrer bancos, cajeros automáticos y en todos no se cumplen con los cuidados anunciados, en lo que respecta a distanciamiento de la gente como en la provisión de productos de higiene en los habitáculos de los cajeros. 

Joaquín de 10 años, se mostró consciente de lo que vive pero si reconoció que extraña todo lo que hacia antes de entrar en esta cuarentena. 

«Pensé que la cuarentena iban a ser 2 semanas. Ahora extraño mi escuela, mis compañeros y toda la rutina de la que renegaba. También extraño basquet. Lo bueno es que estoy en mi casa, con mi familia y la enfermedad es peligrosa y prefiero seguir en la casa pero me preocupa que sea mucho el tiempo que estemos así. Si bien peleo un poco con mis hermanos, la paso bien».

Damiana y Tadeo, hermanitos de zona norte expresaron que extrañan a sus familiares que si bien juegan en casa con sus papás y entre ellos, extrañan abuelos y primos. 

«Ando maso menos, jugando con mi mamá, mi hermano, mi papá, extraño a la otra familia, prima, primo, tíos, tías, abuelos, a todos extraño, estoy feliz, un poco triste, hockey, la escuela, mis amigos» contó Damiana con tan solo 6 añitos. 

«No estoy ni bien ni mal, con mi familia buscamos la manera de divertirnos esta cuarentena, nos hemos divertido con la fiesta de disfraces, hicimos un campamento, lo malo es que no se puede ver a los familiares y eso no me gusta» agregó Tadeo.

Niños jugando estimulacion autismo

Belqui, una de las mamás que como muchas velan por su trabajo y el entretenimiento de los chicos, expresó a InformateSalta que lo que más le preocupa es la cabeza de los chicos porque están encerrados. 

«Obviamente que en casa al tener trabajos exceptuados es más llevadero, pero para los chicos es muy difícil como para todos los niños. Uno sabe que ellos extrañan a las familias que no pueden ver, que tienen contacto a través de videollamada y demás pero claramente no es lo mismo, pero lo que están viviendo ellos es lo que a uno lo entristece, independientemente de que uno pasa por distintos estados ánimos. Aparte las cuestiones económicas es lo que más está presente. Sabiendo que hay gente que la esta pasando realmente mal, y esto es una rueda, esta todo mal. La preocupación económica es una constante».

madres

Y el rol de los papás también ha sido fundamental en este tiempo de aislamiento,  Eduardo un trabajador independiente dijo que este tiempo de cuarentena le permitió pasar más tiempo con la familia. 

«Una de las cosas buenas que nos ha pasado con esta cuarentena es haber podido compartir más tiempo con mi esposa, mis hijos, hacer cosa que cuando uno trabaja todo el tiempo no las puede hacer, una cosa mala es ver que mucha gente no puede trabajar y esto trae problemas económicos. Lo más difícil es no poder ver a los familiares, a los abuelos, tíos, amigos, eso es bastante difícil porque uno extraña» relató. 

Y… ¿vos como pasaste estos 30 días de cuarentena por el Coronavirus? 

Sin Comentario

Escribi una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *