Excepción a la hotelería: “Necesitamos que no pare la maquinaria productiva”


Eduardo Kira, de la Cámara Hotelera y Gastronómica, señaló que la apertura estaría pensada para el movimiento interno de salteños que deben viajar por trabajo y pernoctar fuera de casa. Puntualizó que, si bien no habrá ganancias, permitirá que el rubro siga en actividad.

El Comité Operativo de Emergencia de la provincia avanzó en un protocolo para exceptuar a las actividades y servicios de hotelería, peluquerías y trabajadores de casas particulares, bajo ciertas condiciones de sanidad. En esta definición se avanzó tras reuniones con el Centro Mutual de Peluqueros y Peinadores Profesionales de Salta; la Cámara Hotelera Gastronómica y Afines de Salta, entre otros, para poder definir los detalles de los permisos.

En ese sentido InformateSalta dialogó con Eduardo Kira, titular de la Cámara Hotelera Gastronómica quien se refirió a esta excepción que se permitiría para el rubro. “Paralelamente a la cuestión sanitaria, hay que atender a la productividad, sino vamos a padecer en mayor medida o con la misma intensidad a la pandemia como la falta de trabajo”, señaló.

kira

¿Para quién estaría destinado el servicio de hotelería? “Supongamos que un producto tiene que viajar a Tartagal, va a tener que parar en algún lado, si alguien tiene que ir a trabajar (lejos de su casa) en una fábrica o en alguna producción, cosecha, etc., tiene que alojarse en algún sitio, esto los ayudaría”, manifestó en torno a la eventual excepción.


“Es la posibilidad de que haya algunos establecimiento abiertos para que la gente pernocte, y algún restaurante abra”


Más allá de esta posibilidad de abrir, Kira no negó que la actividad no será la misma que en tiempos turísticos, ni las ganancias serán iguales. “Evidentemente esto no generará ingresos al hotel ni al restaurante, pero necesitamos que algunos estén abiertos para que no se pare la maquinaria productiva del país”, aseveró para agregar: “Sabemos que van a abrir pocos, (porque) para salvar los costos un hotel necesita el 50% de su capacidad llena, ahora el que abra no tendrá ni el 10%”.

En cuanto a las tarifas, el personal que trabajaría y los precios, son algunas de las cuestiones que siguen charlando. “Estamos con estos temas en conversación, evidentemente un restaurante, si abre, lo hará con poca gente por ejemplo, no estamos en turismo sino en cuarentena”, espetó Kira quien no se olvidó del cumplimiento de las medidas sanitarias. “Los protocolos los vamos a seguir al pie de la letra”, prometió.

Sin Comentario

Escribi una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *