La crisis pudo más: Aerolíneas Argentinas y Austral se fusionarán en una sola compañia


Si bien Aerolíneas y Austral eran parte del mismo grupo, funcionaban como dos compañías independientes. El trámite de fusión podría estar terminado para fin de año, mientras que se prestarán nuevos servicios como el transporte de cargar y la reparación a naves de terceros.

Debido a la crisis económica provocada por la pandemia de Covid-19, Aerolíneas Argentinas se fusionará con Austral en una sola compañía, según lo anunciado hoy por el presidente de la línea de bandera, Pablo Ceriani, en una carta dirigida a los trabajadores de la empresa.

Si bien Aerolíneas y Austral eran parte del mismo grupo, funcionaban como dos compañías independientes, y el trámite de la fusión podría estar concluido para fin de año.

En la carta a los trabajadores, Ceriani explicó que la empresa achicará costos y continuará financiándose con aportes del Tesoro, que el año pasado, «producto de las malas decisiones del gobierno anterior», cubrió pérdidas de U$S680 millones. «Las pérdidas de este año serán aun mayores. Serán cubiertas en parte con aumento de la deuda con proveedores e instituciones financieras y en su gran mayoría con aportes del Estado Nacional», agregó.

El esfuerzo que el Estado Nacional realiza para sostener la compañía está al borde de ser imposible», admitió Ceriani. «Ese esfuerzo es el de toda la sociedad y, ahora, esa sociedad demanda con urgencia la ayuda estatal para sobrevivir ante esta pandemia», prosiguió Ceriani en la comunicación al personal de Aerolíneas y Austral. Por eso «resulta necesario que la compañía opere con su máxima eficiencia».

En ese sentido, tomamos la decisión de fusionar Aerolíneas Argentinas y Austral. La duplicación de estructuras y procesos no tiene razón de ser», continuó el funcionario. En su cuenta de Twitter, agregó: «Esto nos dará mayor eficiencia operativa, permitirá un crecimiento más ordenado y generará un ahorro de millones de dólares».

Ceriani remarcó, tanto en la carta a los trabajadores como vía Twitter, la necesidad de ser eficientes. «Si no logramos adoptar las mejores prácticas de la industria no tiene sentido crecer. Las compañías que no se adaptan a las necesidades de sus tiempos desaparecen», escribió en la red social.

Y también adelantó que la compañía se embarcará en dos nuevas unidades de negocios: «Una de cargas, a partir de la experiencia de los vuelos a Shanghái, y otra de mantenimiento y reparación de aviones, para prestar servicios a terceros. Ambas permitirán incrementar la facturación y abrir nuevos mercados», explicó.

La crisis de la industria aeronáutica es generalizada. El lunes, la comisión europea autorizó a Francia, accionista minoritario junto con Holanda del grupo Air France-KLM, a efectuar un salvataje de 7.000 millones de euros, que se distribuirán entre ayudas directas (3000 millones de euros) y préstamos bancarios garantizados por el Estado. En la Argentina, el Gobierno prohibió a las líneas aéreas a vender pasajes internacionales hasta el 1 de septiembre.

Sin Comentario

Escribi una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *