Tristeza por la muerte de una nena de 7 años con coronavirus


La nena sufría fibrosis quística de páncreas, estaba internada en el Hospital Garrahan, donde a mediados de mayo había sido diagnosticada de Covid-19.

Dalma Aylen López tenía 7 años y vivía en la ciudad de San Vicente junto a sus papás. Padecía fibrosis quística pancreática, lo que le provocaba insuficiencia en el páncreas, además de recaídas frecuentes, infección pulmonar y otras complicaciones digestivas, hepáticas y nutricionales.

La fibrosis quística pancreática es una enfermedad de evolución crónica que no tiene cura y se caracteriza por afectar al sistema digestivo y los pulmones. Los tratamientos pueden aliviar la condición y reducir las complicaciones, contribuyendo a mejorar la calidad de vida del paciente. Los síntomas pueden variar, pero usualmente incluyen tos, reiteradas infecciones pulmonares, imposibilidad de subir de peso e insuficiencia pancreática severa.

Debido a diferentes complicaciones, Dalma pasó los últimos meses en el Hospital Garrahan, donde además fue diagnosticada de coronavirus. La pequeña había llegado a negativizar el virus, pero su condición previa se agravó de forma terminal. Dalma falleció el lunes.

«El gobierno municipal y el pueblo del distrito de San Vicente acompañan en el dolor a todos los afectados por la desaparición física de Dalma», expresó el Municipio en un comunicado.

El caso de Dalma despertó la solidaridad de los sanvicentinos, que llegaron a organizar masivas campañas de ayuda para ella y su familia, de origen humilde. /Telefé Noticias

Sin Comentario

Escribi una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *