Murió por coronavirus el jefe de terapia intensiva del hospital de Chaco


“Un héroe sin capa” fueron las palabras que usaron los médicos para despedir a Miguel Duré, de 53 años. Se convirtió en la víctima 81 de esa provincia.

El médico Miguel Duré, de 53 años y jefe de terapia intensiva del hospital Perrando de Resistencia, Chaco, murió en la madrugada del viernes por coronavirus en ese mismo nosocomio y se convirtió así en la víctima número 81 en la provincia.

Según reportan medios locales, Duré estaba internado desde hacía 23 días, tras haber contraído Covid-19 en su trabajo. Su cuadro era sumamente delicado a partir de una «insuficiencia respiratoria grave con falla renal», lo que lo obligaba a hacerse diálisis.

Unos días atrás, el médico había recibido una transfusión de plasma de convalecientes y si bien en un principio la respuesta había sido «satisfactoria», más tardes surgieron otras fallas orgánicas que precarizaron su salud.

Duré trabajó durante 25 años como médico en su provincia. Cabe aclarar que Resistencia es una de las ciudades donde también se registra transmisión comunitaria de coronavirus.

“Su caída será la nuestra”, anunciaron sus colegas en las redes sociales.

En un video que se compartió por redes sociales, el cortejo fúnebre que trasladaba los restos de Duré muestra la calurosa despedida que le dedicaron sus colegas y amigos. Ubicados en dos grandes filas alrededor de la calle, cientos de profesionales y auxiliares del centro de salud fueron espontáneamente a la salida de la morgue del hospital para unirse en un sonoro aplauso, mientras el coche llevaba el cuerpo hacia su destino final. El médico había dedicado a la salud pública más de 25 años de servicio

“Con profundo dolor despedimos a un gran colega, un héroe sin capa”, anunció la noticia la Gremial Médica de Chaco en su cuenta oficial. El propio gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, se solidarizó con los deudos y definió al médico como alguien que “incansablemente trabajó cuidando la salud de los chaqueños y chaqueñas”.

Duré estaba en la “trinchera” de la atención de enfermos de coronavirus. Chaco es la tercera provincia más afectada, con 81 personas fallecidas. El distrito cuenta con 1407 pacientes con diagnóstico positivo, de los cuales 718 ya recibieron el alta médica.

Los médicos chaqueños reconocen los errores que se produjeron. El consenso que se instaló fue que la muerte de Duré era evitable. Un ex director del Hospital Perrando y amigo de toda la vida del fallecido dio cuenta de esa sensación contradictoria, con un mensaje público dirigido hacia la comunidad. “Que su muerte sirva para crear conciencia social, no subestimar, y entender que los héroes no existen, que aquellos de guardapolvos también son de carne y hueso, simples mortales, expuestos y no siempre reconocidos”, señaló José Bolaños, jefe de departamento de Medicina Interna del Perrando.

Sin Comentario

Escribi una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *