Los bagayeros no quieren la reapertura de la frontera por temor a perder sus trabajos


Fue el martes cuando el Gobierno Nacional anunció la apertura «gradual y cuidada» de fronteras ante el descenso de casos de coronavirus, con un cronograma estimado de fechas para esta etapa, que será coordinado con Migraciones, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y otras autoridades involucradas en el proceso.

No obstante y tras este anuncio, en la frontera con Bolivia sobre la zona del río Bermejo no hay mucha “satisfacción” o expectativa por parte de los bagayeros, quienes consideran que la reapertura de las fronteras los perjudicaría perdiendo trabajo.

Fue el martes cuando el Gobierno Nacional anunció la apertura «gradual y cuidada» de fronteras ante el descenso de casos de coronavirus, con un cronograma estimado de fechas para esta etapa, que será coordinado con Migraciones, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y otras autoridades involucradas en el proceso.

No obstante y tras este anuncio, en la frontera con Bolivia sobre la zona del río Bermejo no hay mucha “satisfacción” o expectativa por parte de los bagayeros, quienes consideran que la reapertura de las fronteras los perjudicaría perdiendo trabajo.


Según lo que informó el periodista Raúl Costes a FM Alba y que reproduce Radio Panamericana, con la pandemia aparecieron trabajos en el límite internacional bajo el amparo del contrabando hacia el país vecino, que fue aprovechado por mucha gente de la zona.a zona.

“Los pasos clandestinos generaron trabajo como pasadores y cargadores, fletes y carga y descarga hormiga de granos, que ha llevado al progreso de un sector; además de sacar a jóvenes de las adicciones por volcarlos al trabajo”, explicó el periodista.

Del mismo modo Costes indicó que este grupo de los denominados bagayeros o trabajadores de chalanas “no ha recibido para nada bien los anuncios de la Nación (…), con la apertura de frontera los camiones y todo lo demás se moverán por el Puente Internacional”, aseguró comentando que estas personas pudieron progresar comprándose autos o motos.


“La noticia de la apertura hace temer por sus fuentes de ingresos»


Datos no menores compartidos por el medio recuerdan que hasta 2019 no habían más que “2 fletes al mes” desde Salvador Mazza y que, hasta el presente, se supieron conformar dos asociaciones que agrupan a un promedio de 80 miembros, no todos residentes en la frontera sino que también pertenecen a localidades como Aguaray, Tartagal y hasta Pichanal.

frontera

Sin Comentario

Escribi una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *